- Tu blog de poesía más leído por la web -

2.7.18

ANDREA CASTILLO



Instrucciones para una maleta sin viaje, en tres actos.

I

Me hablan de tu fantasma
De las noches que haces despertar al sol
Para girar la tierra a tu antojo
¡Y digo que no quiero!
Abro mi maleta para empacarte como a mis abrigos y botas
Junto a la artesanía de un lugar en donde las banquetas
Dibujan las sombras de los atardeceres
Para hormigas paseantes como nosotros
(Devoradoras de hojas como nosotros)

II

Me pongo encima al fantasma que te envuelve
Para sentirte cerca
Y no preguntarte desde dónde debería sitiarme lejos de tu pasado
Que no sabe seleccionar mudas de ropa, ni de recuerdos
Que le permite escampar a las nubes
Y retirarse, sin intentar jamás quedarse a recoger los ríos desbordados
El lodo en los zapatos
Y los pequeños charcos que deja tras de ti niños felices.

Es de día y se agita inquieto el avión de papel que lanzaste
Desde las azoteas de la ciudad más pálida de este continente
Desde donde te arrojas sin cesar
Como el sol se arroja dentro del día.

III

Para seguirte, constantemente y sin anestesia
Me metí dentro de tu maleta sin viaje y sin destino
Sigilosa y doblada
Me muero por asfixia
Sepultada bajo una montaña de ropas
Que jamás te pones.


                                    
Desaparecen las palabras 

Si el mutismo fuera la única realidad del amor
Posiblemente las palabras encontrarían la manera de alcanzarnos
Podrían convertirse en aves grises
Que regresan con los ojos repletos de amaneceres
Enquistarse en la tristeza del mar y sus despedidas
O transmutar en un hombre cualquiera 
que grita 
tras las murallas de un laberinto en ruinas (del cual no intenta escapar) 

Ser sólo la agonía de unas hojas en blanco que arrojamos con furia
desde lo más alto de una encina
y que las miradas llenan de tinta azul
como los dedos fríos de las noches

Podrían ser simplemente, aquel túnel por donde se escurren los minutos
Y en la bifurcación:
...............................Aquel tramo del camino que no lleva a parte alguna.

Si las palabras fueran sólo un momento imposible de los labios
No tendría reparo en olvidarme para siempre de ti

Pero no hago bastante al ocultarlas
Tampoco al decirlas.



Queda la sed

Queda la sed
O la quietud de unos pasos que se alejan sin moverse
Queda la necesidad atroz de abrocharse las angustias al cuerpo
De no quedar desnuda y azorada
De procurarle oporto a una copa rota

Desde ésta no se puede beber más que otra sed
Una palabra
Un gesto
Algún adiós.

Andrea Castillo. 1986. Ica, Perú. Licenciada en psicología, poeta y escritora en ciernes, tiene dos libros aún inéditos. Ha participado en diversos festivales nacionales e internacionales. Textos suyos aparecen en las antologías Algo de cierto, Ica selección poética (Lustra editores, 2007); Convergencias: Muestra de poesía contemporánea (Editorial Río Negro, 2012); Poetas en la arena. Antología de poesía iqueña (Fondo de la Biblioteca Abraham Valdelomar, 2017).
Contacto:

20.2.18

Poema



Fuga

Porque huyo del miedo

del ruido salvaje
de ciudades atroces
precipitadas
sobre silencios rotos
busco tu cuerpo
como un jardín
intacto 
y prohibido
como un lugar lejano
donde vivir
la etérea vida de los pájaros.


© Dylan Forrester

19.5.17

Aforismos


Comparto con ustedes una breve muestra de aforismos de mi autoría que forman parte de un libro que viene en camino y que espero pueda gustar.  Para encontrar más pueden dar click en el siguiente link: Frases y Aforismos - JorgeAmpuero


1. La perfección es la imperfección insistiendo.

2. El ignorante teme, el temeroso ignora.

3. Una sola mirada contiene todas las voces.

4. La ignorancia es un miedo de expresión.

5. El deseo despierta con la belleza, pero sueña con el placer.

6. Para soñar de verdad solo tienes que abrir los ojos.

7. Un buen libro nunca termina de leerse.

8. La creatividad es un asunto de la vida y la vida un asunto de creatividad.

9. El arte es la vida tratando de mejorar la vida.

10. Escribir es leerse por dentro para escucharse por fuera.

11. El silencio solo se escucha cuando nos hace más ruido.

12. Nadie es tan inútil como para no servir siquiera como un mal ejemplo.

13. Las rosas tienen espinas y las espinas no tienen rosas.

14. Si vences en tu interior, el exterior no podrá dañarte.

15. La soledad es nadie que terminamos por convertir en alguien.

16. El deseo ama las cadenas y el amor las alas.

17. La ironía es la mosca sobre el pastel.

18. El pesimista no puede ver sus alas.

19. Los creyentes necesitan vaciarse de dudas y los ateos de fe.

20. El hombre sin Dios no tiene alma.

21. Los infelices son iguales, los felices distintos.

22. Si no lees, no sueñas; si no sueñas, no despiertas.

23. La reputación es vieja una noticia que empieza en casa.

24. El hombre es el lobo de las ovejas y la oveja de los lobos.

25. Nadie llega más lejos de los sueños que tiene más cerca.


© Dylan Forrester

16.4.17

Andrea Cruzado




Sobre el olvido

Será más fácil
Olvidarlo todo
En los próximos cinco minutos
Porque aún no he reparado
La pequeña abertura
Por donde ingresa la luz
En esta habitación
Entonces
Podré cambiar las sábanas de mi cama
Culpándome de puta
Podré vestirme frente al espejo
Mirando lo sucio de mi carne
Podré limpiar la mugre incrustada entre
Mi almohada y mi boca
Golpeándome una y otra vez
El pecho, mirado mis senos amoratados
Por el placer
Y finalmente podré beber
Exageradas
Extremadas
Inmensas
E infinitas
Cantidades de alcohol
Voltear a mirar el espacio roto
Ubicado a mi lado derecho
Sin extrañarte
Y llorar de angustia
Porque la soledad
Ya no me da miedo
Porque la soledad se ha
Atrevido
A acompañarme
En esta procesión.



Sobre una serie de crímenes perfectos N°1

En una mañana fría, como esta
te vestí a oscuras
evité la impresión de tu cuerpo herido
en descomposición
te vestí y te acosté
madre, yo no quise matarte
pero hacía frío
y tú
tú llorabas tanto
aturdías algo en mi interior
algo retumbaba en mis intestinos
como niños cabalgando atrozmente
algo en mi estómago repasó
el estado solitario en el que me encuentro
ahora
pero luego
luego medité sobre la medida y
peso de tu cuerpo
no hubo donde enterrarte
algo sigue retumbando aquí adentro.



Prohibido

Masturbar retratos
A las 2 am.
Cuando he resuelto
Cómo coger un control remoto
Y apagar el televisor
Porque mi almohada
Está manchada
Desde antes
Que fuese mía
Y es por costumbre
Por haberlo aprendido
Por no dejar el mal hábito
De seguir
Mojándola.



Andrea Cruzado. 1993. Laredo, Trujillo, Perú. Estudiante de Ciencias de la Comunicación, publicó el poemario artesanal Materia y ha participado en diversos eventos literarios como en el VII Festival Internacional de Poesía Chepén y Convergencias y Divergencias: Aproximaciones a la Literatura Peruana del Siglo XX, organizado por la Universidad Nacional de Trujillo. Sus textos aparecen en distintos medios impresos y virtuales.
Contacto:
https://enelfilodemiboca.blogspot.pe/
https://proyectoelpan.blogspot.com/

19.1.17

Poema


La Otra Orilla

Un hombre pasa
el juguete
que dejó
perdido
entre las vísceras
del tiempo
no deja
de llorar
turbias lágrimas
de polvo.

© Dylan Forrester

1.9.16

Poema



Apariciones

Aquí solo
arrinconado
por este invierno
que nos borra
sombrío y gris
a punto de escribir
o de explotar
en astillas infinitas
mientras irrumpe de pronto
una muchacha por la calle
iluminándola
vestida por los astros
ella pasa lentamente
desgarrando
la crepitante infinitud
alterando el tiempo
y el espacio sin saberlo
invadido por azules mariposas
infectadas por mi sangre
mientras me mira sin mirarme
tocándome
como quien se lleva
algo de mí
provocando la barbarie
y la insania irreparable
si la pienso por un instante
acaso ella podría pertenecerme
como la raíz al árbol
como pertenece mi cuerpo
devastado
a este pedazo de papel
y al lápiz
que empieza
por arder
entre mis manos.

© Dylan Forrester

6.5.16

Inés Martínez



Besar IV

Entro y salgo de mí misma
quiero gritar pero las normas
no me dejan.

Quiero vivir en el escalofrío de mi propio cuerpo
entrar y salir de él
en busca de una respuesta al hambre
que anida entre cosquilleos.

Llueve en mí
quiero calarme y tapiar los poros
quiero gritar al ritmo que caen las gotas
cubrirme de ambrosía
encontrar el nacimiento
de mi Alma.

- Silenciosa exaltación
el temblor no tiene nombre -


A todas ellas

................................ A Clarice, Sylvia, Alejandra, Unica, Anne...

Enardecer. Emprender el camino a través del fuego
Echo de menos a todas las mujeres que leo
Me siento inquieta, brotan girasoles en busca
de la luz que produce mi cuerpo al leerlas.
Poseer. Echo de menos a todas las que están muertas
Sus palabras se han esparcido como ceniza
En mi frente se ha ungido una cruz.
Llamar. Más allá de la nostalgia
Las he llamado pero nunca contestan.

Un leve susurro. El viento chirría en la ventana.
Abandonar. Siento su ausencia como el grito
golpeando al sol al otro lado de la noche.
Llamo. Escribo despacio palabra por palabra
palabra por palabra
pero no responden.
No tiene sentido


Pesadilla interior

Siento que todavía no soy nada
todos a mi alrededor hablan
de maternidad
y yo
solo
siento patadas
en mi estómago
vacío
no hay vida solo un hilo
inánime que cose
las heridas que
se infectan en mi lengua.

Me acuesto con mi cuerpo
pero no escondo
los hilos de alambre
cosidos entre lo material
y mi mente.
Mi pulpa en mis manos
toma mis llagas
el colpaso de quien me ama
(yo)
ha roto el miedo.


Inés Martínez. 1994. Madrid, España. Escritora y poeta, estudia Periodismo en Madrid. Colabora y publica poemas y relatos en diversas revistas, páginas y espacios culturales. 
Contacto:

12.3.16

Lara Peiró


Háblame

Háblame para no oírme.
Háblame para no oír
al perro que ladra,
a la gente que murmura,
al miedo que me grita
y a la vida que sube y baja.

Háblame para no oírme
cuando subo y bajo
sobre ti,
.......sobre la vida
.................y sobre mí.


Fuego

Piénsalo en frío.
Piensa que los pájaros
no viven enjaulados.
Piensa que los versos
nunca se escriben solos.
Piénsalo en frío.
Piénsalo y dime amor
como se apaga el fuego
con más fuego.



Las ideas desnudas

Podemos besarnos sin prisa,
comernos las bocas,
no por amor,
sino por hambre.

Podemos desnudarnos,
entrar en tu cama que
es el templo donde
rezan nuestros cuerpos.

Podemos tocarnos,
frotarnos,
burlarnos de los actores porno.

Y todas, todas estas ideas desnudas
bailan en mi cabeza
a un ritmo suicida.


Lara Peiró. 1994. Valencia, España. Poeta y traductora literaria. Estudiante de Traducción en la Universidad de Valencia. Ha publicado en varias revistas digitales y portales web. Actualmente forma parte del proyecto Hot Babes, antología bilingüe de poetas jóvenes, editada por la Editorial Ojo de Pez.
Contacto:

30.1.16

Poema


Un poema
........................................... A  ti...


Quiero escribir un poema
que rompa con las palabras
y me hable

solo con tu voz
desde el primer verso
un poema que no deje de escribirse

con tus manos en las mías
deshaciendo la mudez
y la ceguera
 
deshojándote en mi pecho
lloviendo sobre mí
abriéndote despacio 
entre mis venas
pronunciando hasta el silencio
que grita en mi interior
sin enturbiarte

y el poema fluya
como una oración creciente
entre la danza inmune de los ángeles 
porque quiero un poema
que responda por ti y por mí
como responde el agua
por los peces

o los lobos a la luna
y sea continuo como el tiempo
incesante como el mar
y el oleaje infinito
que resplandece en tu mirada

y propicia
el escalofrío
de mis huesos
el acecho indómito de los tigres
bajo el ávido aleteo
de mariposas sorprendidas
un poema capaz de contenerte
de lograr la altura de tu imagen
la intensidad de tu propia semejanza
donde pueda perderme
y hallarme de pronto
al encontrarte
un poema como un río
un árbol
una montaña
irrumpiendo

como un canto perdurable
para deletrear los días
y las noches

con tu nombre
que vaya contigo a todas partes
que te lleve
y te regrese a mí
como el aire al mismo viento
siempre busco escribirte este poema
profundo y total como ninguno
que sea a la vez la muerte de todos los poemas

o la vida que los resucite ante tus ojos
por ahora solo escribo
los ruidos que
desgarran borrando
las páginas invisibles
y errantes del silencio
mientras te espero
y soy otro poema que no lees
atravesado por la sequía

y las cenizas
de la ausencia

y la alucinación
un poema arrasado por tu voz
hasta que vuelvas

a seguir conmigo
la ruta etérea de los pájaros
y el poema siga

como la noche sigue
poblando de astros la intemperie
hasta abrazarte a mi alma
a este interior
donde nadie viene.

© Dylan Forrester

27.11.15

Carla Badillo




A manera de poética

1

Un poema jamás quedará completo
aunque un punto final lo remarque.
Un poema es un caballo que nace,
crece, se reproduce en nuestras manos
y luego escapa, desbocado,
detrás de su propia cola,
para morderla, para arrancarla,
pero nunca la alcanza,
esa cola es el Silencio.

2

Tiemblo
escribo un poema
y luego me alejo,

pero sigo temblando.

La poesía, comprendo,
no se cura.

Me alegra
estar enferma
de tanta luz.

3

En este punto donde la cuerda acaba
nombro al silencio para pulverizar al poema
para que la poesía vuelva a ser.
Mejor no escribirla / apenas invocarla
Arrancarse los ojos como un acto de fe
para ver su brillo desde adentro.
La música persiste en el eco demencial
Imposible escapar del ruido / todo es ruido /
Y ya no hay palabras para nombrar lo que no existe
Ya no hay equilibrio / ni cuerdas / ni alas
Salto para dominar el vértigo
por eso me aplauden los muertos
los ausentes / los contrarios
los que ya no tienen nada que perder
El silencio estalla en sus manos deformes
Y en las mías / el poema sobrevive.


Memoria o corazón

Me niego a toda negación, empezando por su cuerpo
derretido entre mis manos como un tótem líquido.
Me niego a burlarme de mi incapacidad de olvidar,
y al peso que traen consigo los falsos recuerdos.
Me niego a caer sobre el fango del silencio,
y a escupir sangre cada vez que su nombre
deje de ser.


Poema a un muerto sin tumba

Hubiese sido más romántico
que mueras atorado con mi lengua
o asfixiado, sofocado al interior de mi boca.
Así sabría dónde están tus restos.
Así me hubiese convertido al fin
en tu última morada.



Carla Badillo. 1985. Quito, Ecuador. Poeta y escritora autodidacta, es además bibliófila, traductora, bailarina y periodista. Su obra ha sido reconocida y premiada con diversos galardones como el Premio Nacional de Poesía "César Dávila Andrade" (2011) por su obra "Partituras Incompletas (apuntes de música y otras obsesiones)" y el Premio Loewe de Poesía - Creación Joven (2015) por el poemario "El Color de la Granada".  Ha publicado además "Belongings / Pertenencias" (2009). Colabora con diversas revistas y medios y su obra ha sido traducida a varios idiomas.
Contacto:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...